lunes, 31 de octubre de 2016

DESCUBRIENDO EL DOODLING

En la entrada de hoy, para terminar este mes de octubre, os voy a hablar de un descubrimiento que he hecho hace unas semanas.

Llevaba un tiempo planteándome ponerme en serio con mis hijos a hacer prácticas de dibujo que le ayudasen a adquirir soltura en la mano.  En principio, mi idea era darles unas nociones básicas de manejo del lápiz, porque me gustaría que aprendieran la técnica y fuesen capaces de ponerla en práctica en cualquier dibujo que se les pueda presentar hacer.

Y ya hemos empezado a dar estas “clases” al menos un día a la semana. Sin embargo, desde hace también mucho tiempo tengo otra inquietud: que sean capaces de encontrar el gusto por dibujar sin presiones, de dar rienda suelta a su creatividad, sin que importe si técnicamente el dibujo está más o menos correcto.

Con esta idea estaba cuando de repente un día, por casualidad, me topé con un blog que ha sido para mí un gran descubrimiento. Y no sabéis cómo agradezco haber dado con él, porque he encontrado en sus entradas las claves para comenzar a trabajar con mis hijos este aspecto.

Y os estaréis preguntando cuál ha sido este descubrimiento, ¿verdad? Pues se trata de la página Havingfun, detrás de la que se encuentra Cristina Navarro, diseñadora e ilustradora que nos anima a jugar con la creatividad.


Aquí he conseguido descubrir cosas como que los típicos garabatos que solemos hacer, por ejemplo, mientras hablamos por teléfono, tienen un nombre: doodles. Y si leéis un poco su blog, podréis descubrir todas las cosas positivas que se consiguen gracias a este tipo de dibujos.

Esta divertida imagen realizada por Cristina lo resume perfectamente:


Y después de haberme leído absolutamente embobada todas las entradas del blog, me animé a hacer algunos dibujos de este tipo.

La verdad es que resulta una actividad realmente relajante y divertida, donde dejas la mente en blanco y la mano es la que va decidiendo lo que se plasma sobre el papel.

Este ha sido el resultado de mis primeros pinitos empleando esta técnica:

doodling

doodling

doodling

doodling
 

Y ya he comenzado a ponerla en práctica con los niños. Ellos están disfrutando tanto como yo. Por ejemplo, este fin de semana se me ocurrió que, ya que se acerca la celebración del Día de todos los Santos y de los Difuntos, podían diseñar ellos una catrina, la típica calavera mejicana decorada con dibujos de este estilo.

Esto es lo que ha surgido como entretenimiento de una tarde de domingo:

doodling

doodling

¿Alguien más se anima a unirse a practicar el doodling? Pues si os apetece, Cristina ha organizado un reto en su página de facebook para hacer un doodle cada día durante todo el mes de noviembre. Mis hijos y yo estamos ya deseando que llegue mañana para comenzar a ponernos a dibujar como locos :-D.

Si os interesa el tema, aquí podéis informaros un poco más sobre qué va todo esto.

Besos y hasta la próxima entrada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada