lunes, 21 de agosto de 2017

RETRATOS

En la entrada de hoy os voy a enseñar algo que he aprovechado para hacer en los días que me he tomado de descanso y que era algo que tenía en mi lista de cosas pendientes desde hace ya muchos años.

En varias ocasiones os he contado que yo llevo dibujando y pintando desde que tengo uso de razón. Nunca fui mucho de jugar con muñecas ni con otro tipo de juguetes, pero los lápices, cuadernos, pinturas, pinceles y todo lo que tuviera que ver con el arte siempre me acompañaron.

Ya hace tiempo os enseñé en una entrada unos dibujos que hice durante un verano en mi niñez y que fueron los que hicieron que mis padres se decidieran a apuntarme a clases de pintura. Aquí podéis recordar esos dibujos.

Y fruto de mis clases de pintura, fueron muchos los cuadros que hice a lo largo de mi infancia y juventud. En esta entrada os enseñé algunos de ellos.

Casi al mismo tiempo que hacía estos cuadros al óleo fue cuando descubrí lo de pintar camisetas. Y aquí os enseñé algunas de las que hice en aquella época.

Pero de siempre ha habido algo que, por más que lo intenté en varias ocasiones, no conseguí que me saliera nada decente. Y se trata de los retratos. Yo creo que no hay nada más complicado de dibujar que un retrato, porque no se trata sólo de saber la técnica para que el dibujo tenga calidad, sino que hay que añadir que el dibujo consiga reflejar la expresión de la persona retratada y eso ya es otro nivel.

En mi juventud hice muchos intentos, pero nunca llegué a conseguir hacer nada decente. Reconozco que yo soy muy exigente conmigo misma, pero creo que también soy objetiva y cuando algo no sale, no sale por mucho que uno quiera.

El último retrato que hice (o más bien intenté hacer, porque no salió muy allá…) fue uno que regalé a mi marido cuando aún éramos novios y que tenemos por aquí por casa.

Este fue el retrato que le hice, que como ya os digo, tiene miles de fallos, aunque poniendo uno un poco de su parte, se puede adivinar que es él:

Retratos a lápiz

Retratos a lápiz

El retrato de mi marido tiene ya 16 años. Y después de todo este tiempo sin haber vuelto a intentarlo, este verano me propuse un reto: hacer retratos de mis hijos.

Así que me fui de vacaciones preparada con el material necesario para poder hacerlos y comencé por mi hijo Iván.

Este ha sido el retrato de mi hijo mayor:

Retratos a lápiz

Retratos a lápiz

Retratos a lápiz


Y esta fue la foto a partir de la que lo hecho:


Cuando terminé con el de Iván, y como había quedado más menos satisfecha con el resultado, me animé y seguí con retrato de mi hijo Abel y así es como resultó:

Retratos a lápiz

Retratos a lápiz

Retratos a lápiz

La foto que tomé como modelo fue esta:


¿Qué os parece cómo han quedado? Yo se que tienen muchos fallos, pero no sabéis lo orgullosa que estoy de haber logrado por fin quitarme esa espinita que tenía desde hacía tantos años…

Se suele decir que para captar el alma de una persona en un retrato, hay que conocerla a fondo. Igual esa ha sido la clave: ¿a quién puedo conocer más que a mis propios hijos? No se si volveré a atreverme con algún retrato más, pero al menos ya puedo tachar una cosa de mi lista de “pendientes de hacer”.


Besos y hasta la próxima entrada.  

jueves, 17 de agosto de 2017

ENTRE PERROS Y GATOS

¿Qué tal va el verano? Yo llevo un par de semanas un poco desaparecida de todo lo que tenga que ver con el ordenador. Pero el verano es así: una se relaja más que el resto del año y la verdad es que el cuerpo (y la mente mucho más) necesitan tomarse estos pequeños descansos para volver con más fuerza, ¿no os parece?

Sin embargo, que haya estado un poco desconectada no significa que haya estado de brazos cruzados. Y es que, a pesar de haber estado muy relajada disfrutando de la familia y de la playa, también he encontrado (porque los he buscado, por supuesto…) mis momentos creativos.

Y en esto de no estar parada me ha ayudado mi cuñada Rosa, que quiso que le hiciera un par de camisetas para regalar a dos sobrinas.

Hace ya 3 veranos, Rosa me encargó también camisetas para las dos mismas destinatarias, Alba y Reyes. He estado buscando para poner enlace del blog de esas dos camisetas, pero se ve que nunca llegué a escribir sobre ellas.

Os dejo unas fotos de las camisetas que hice en aquel entonces parta ellas:

Camisetas personalizadas

Camisetas personalizadas

Camisetas personalizadas

Camisetas personalizadas


En esta ocasión, Rosa quería que para Reyes hiciéramos en la camiseta algún dibujo con un gato. Y le pidió a su hija (es decir, mi sobrina) que es una pedazo de artista, que le hiciera un boceto de un dibujo que le pudiera gustar a su prima.

Mi sobrina Rosa hizo un dibujo super simpático de un perrito y un gatito, uno al lado del otro.

Así que esta vez mi trabajo ha consistido en plasmar el diseño de Rosa en la camiseta. Y este fue el resultado de la camiseta de Reyes, personalizada con su nombre:

Camisetas personalizadas

Camisetas personalizadas


Para Alba, a la que le apasiona el surf y todo lo que tenga que ver con el mar, estuvimos pensando en otro modelo de camiseta, con una ola como protagonista. Pero cuando Rosa vio terminada la camiseta de Reyes, decidió que hiciera la de Alba con el mismo dibujo pero modificando los colores para que no fuesen exactamente iguales.

Aunque normalmente hago los dibujos sobre camiseta blanca, ya que suele resaltar más el dibujo, para Alba me dijeron que fuese en color turquesa, así que usé esta camiseta en un color turquesa clarito, que para mi gusto quedó también muy bonita y que resulta un color muy lucido cuando uno está morenito del verano:

Camisetas personalizadas

Camisetas personalizadas

¿Os gusta como quedaron las camisetas de Alba y Reyes? En esta ocasión las dos camisetas han ido totalmente pintadas, a diferencia de las que suelo hacer, que combinan fieltro con pintura.

Y ya que había hecho estas camisetas, como este verano una de las cosas que me había propuesto era intentar superar mi asignatura pendiente (y también por qué no llamarlo por su nombre, mi MIEDO) del dibujo digital, aproveché para dibujar al gatito del diseño de mi sobrina.

Así ha resultado este simpático gatito hecho en el móvil con una aplicación de lo más apañada:


Por si a alguien le interesa, la app que he usado se llama MediBang Paint y está disponible para dispositivos móviles (tanto Android como iOS) y para PC.

Ya me diréis si os animáis a hacer alguna que otra obra de arte ;-)

Besos y hasta la próxima entrada.


jueves, 3 de agosto de 2017

PEPPA PIG SIGUE EXISTIENDO

Pues tal y como os digo en el título de la entrada, Peppa Pig sigue vigente aquí en Día tras Día, después de tantos años.

Y es que durante una época fue casi la camiseta más demandada. Pero con el tiempo, especialmente porque dejaron de emitir los dibujos en televisión, dejé de hacer a este personaje o a cualquiera de su familia o amigos, que haberlos los ha habido en muchas ocasiones.

Pero en estas últimas semanas, y casi coincidiendo en el tiempo, me volvieron a pedir dos nuevas camisetas de Peppa. Y la verdad es que me hizo ilusión después de tanto tiempo porque, aunque reconozco que me cae un poco mal la cerdita (es un poquillo repelente…), he de decir que las camisetas de Peppa tienen su aquel.

Y no me enrollo más y aquí os dejo algunas fotos de estas dos últimas camisetas de Peppa.

Esta fue la camiseta que me pidió Laura para una peque llamada María, del modelo Peppa Hada, que quiso que llevara el vestido y complementos en color fucsia:

Camiseta Peppa Pig personalizada

Camiseta Peppa Pig personalizada


Y pocos días después era Elisa quien me escribía para pedirme una camiseta modelo Peppa cumpleaños para Lucía:

Camiseta Peppa Pig personalizada

Camiseta Peppa Pig personalizada

Camiseta Peppa Pig personalizada


Como véis, después de tanto tiempo, Peppa Pig aún sigue vigente haciendo las delicias de los más pequeños.

Besos y hasta la próxima entrada.